¿Cómo hacer una funda para tu cama plegable?

Si te has comprado una cama plegable, lo más probable es que ahora necesites una funda. Porque, aunque muchas camas y colchones plegables incluyen su propia funda, no siempre ocurre así.

En esta guía te enseñaremos cómo hacer una funda para tu cama plegable de una manera sencilla. Nos ponemos en la situación de instruirte teniendo en cuenta que quizá es la primera vez que haces este tipo de trabajo por tu cuenta.

¿Qué materiales necesitas para hacer tu funda de cama plegable?

Nada complicado, no te preocupes. Lo principal es la tela que quieras que use la funda. La buena noticia, en este sentido, es que no hay límites. Puedes usar cualquier tela que te apetezca y aprovechar para darle al colchón de tu cama un estilo personalizado según tus gustos.

Este es uno de los motivos por los que muchas personas deciden hacerse su funda, porque incluso si la cama ya tiene una, no les satisface y quieren una especialmente pensada para ellos. A nosotros, nos parece genial, ya que cuanta más personalización posible, mejor.

Además de la tela, necesitarás tanto hilo de coser como una tela de cierre que sea de un color parecido a la propia tela principal, pero distinto.

Por si prefieres no complicarte
«En esta comparativa de las 10 mejores camas plegables de 2022 se incluyen muchos que incluyen funda como los modelos 1, 3 y 4 de la comparativa. Puedes adquirir tu cama plegable con funda o sacar ideas de sus fundas para inspirarte y hacer la tuya tú mismo. «

Guía para hacer tu propia funda para cama plegable

Estos son los pasos que tienes que seguir. Como puedes ver, te lo indicamos paso por paso de una manera simple porque no queremos que nadie se pierda.

Paso 1: tomar las medidas

Lo primero que harás antes de comenzar a coser será tomar las medidas de la cama, del colchón para ser más exactos. Esto es lo que te permitirá cortar las piezas de tela para los dos lados de la funda, el superior y el inferior.

Por lo tanto, mide el alto, el largo y la anchura que tiene tu colchón. Es bastante tentador fiarse de las medidas que indica el fabricante en la ficha de producto, pero te vamos a recomendar que no lo hagas y que midas con la cinta métrica. ¿Por qué? Porque a veces los fabricantes fallan por unos centímetros o lo hacen deliberadamente por cualquier tipo de razón. La cinta métrica es una herramienta que no falla nunca, en especial si eres tú quien la está usando.

Paso 2: hacer los cortes de la tela

Necesitas una tela que cubra las medidas que has tomado para la parte inferior de la funda y otra que la usarás en la parte superior. ¿Cómo hacerlo? Ponemos la tela sobre una mesa grande y contamos el ancho por el largo, añadiendo además 1,5 cm de tela que usaremos en los extremos a modo de pestaña. Cortamos ambos lados de la tela, doblamos y marcamos en el centro.

Paso 3: decidir la franja

Ahora tienes que decidir cómo será la franja con la que pondrás la cremallera y que te servirá para meter el colchón dentro. Hay distintas opciones, pero la más cómoda suele ser la franja total. Si te decantas por ese estilo, necesitas sumar el largo y el ancho y luego multiplicarlo por 2. En el caso de querer una franja larga, tienes que restar el valor de la franja total a la suma del ancho + 50 cm. Y si quieres una franja con cierre, suma el ancho y los 50 cm.

En el caso de las franjas con cierre tendrás que sumar 2 cm a la altura total y 1,5 cm a cada uno de los lados. Ahora une dos de los trozos de la franja de cierre y una pasada de hilván de 1 cm mediante el uso de puntada larga.

Paso 4: ¡a coser!

Abre la costura y plancha. Lo siguiente que tienes que hacer es colocar el cierre por el centro de la costura que has marcado antes. Ahora abre el cierre ligeramente y haz un corte de 1 cm en los dientes del cierre. Introduce el tirador por dentro. Haz la unión de dos franjas con los derechos. Procede a rematar la cremallera y aprecia, ya en este punto, cómo todo va tomando forma de una manera fantástica.

Ahora redondea las esquinas tanto en la tela inferior como en la superior mediante costura en zig-zag. Lo siguiente que tienes que hacer es, en las marcas centrales que hiciste anteriormente, unir las telas con las franjas. Haz la unión de derecho con derecho para unir la tela superior. Pasa la costura de 1 cm y une la tela inferior en derecho con derecho también. ¡Felicidades! Ya tienes tu funda para la cama plegable con la que personalizarla y que tenga un aspecto fantástico.

¿De verdad necesito hacer una funda para la cama plegable?

Depende del caso. Hay algunas camas plegables que vienen sin funda, por lo que vas a tener que comprar una de las medidas o hacerla tú mismo para poder proteger tu cama del polvo.

En otros casos sí que se incluye la funda, por lo que no resulta tan importante. Sí que es recomendable, puesto que llegará algún momento en el que la quieras lavar y siempre es mejor dejar la cama cubierta.

En cualquier caso, sí te recomendamos una funda para proteger tu cama y como has visto, no es un proceso complicado. Si lo pruebas, es posible que incluso le cojas el gusto y hagas varias fundas de distintos diseños.

Fundas para camas plegables que puedes comprar online:

Camas plegables y puffs en venta con funda de almacenaje incluida:

Quality Mobles Plegable, Puff Cama, Gris, Tamaño único
Quality Mobles Plegable, Puff Cama, Gris, Tamaño único
Somier metálico con lamas de madera; Colchón de 20 kg de densidad y 10 cm de grosor; Composición de la tela: 75% color, 25% pl

Y no te pierdas las comparativas de todos los tipos de camas plegables con funda que puedes comprar online:

Colchones plegables
Colchones plegables
Camas supletorias
Camas supletorias
Camas turcas plegables
Camas turcas plegables
Puff cama plegable
Puff cama plegable
¿Te ha resultado útil este artículo?
(Votos: 1 Promedio: 5)